El tercer premio toca en el barrio de San José y en Centro Comercial El Tormes de Salamanca

Ángela Sánchez, del establecimiento de loterías de San José./SERNA
Ángela Sánchez, del establecimiento de loterías de San José. / SERNA

«La alegría de vender lotería premiada es algo que sólo sabemos los loteros», apuntan.

D. B. P. / WORD

Salamanca recordará la Lotería de Navidad de 2018 como la más repartida de su historia. El tercer premio también ha caído en dos adminitraciones más de la capital. Se trata del punto de venta del Centro Comercial El Tormes y de un establecimiento en San José.

En el punto de venta de El Tormes ya son veteranos en esto de vender loterias premiadas. En 2014 dieron un cuarto premio y también otrso productos, como la Primitiva o el Joker.

Venden todos sus décimos por terminal, por lo que aún no hay forma de saber cuántos han despachado. Sus responsables afirman que la alegría de vender Loteria premiada «es algo que sólo sabemos los loteros. Los premiados se acordarán toda su vida de nosotros».

La responsable de la administración de San José, Ángela Sánchez, afirma que «significa mucho» para ellos vender un premio así.