El décimo de la época de Franco que trajo 24.000 euros a Aguilar

David de la Hera, con el décimo premiado, en su bar de Aguilar. /Nuria Estalayo
David de la Hera, con el décimo premiado, en su bar de Aguilar. / Nuria Estalayo

El dueño del bar Peña Aguilón y sus hermanos encontraron en un cajón de su padre un décimo de 1974 del 02308 y compraron cuatro boletos del número, que también repartió 12.000 euros en dos despachos de la capital

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

Uno de los quintos premios del sorteo de la Lotería de Navidad, el correspondiente al número 02.308, dejó cuatro décimos agraciados este sábado en la provincia de Palencia, dos en el bar Peña Aguilón, en el número 41 de la plaza de España de Aguilar de Campoo, y otros dos en la capital palentina, vendidos uno de ellos en el despacho receptor ubicado en el número 10 de la avenida de Asturias, y el otro en la administración número 3, La Gorda, situada en el número 55 de la Calle Mayor.

David de la Hera, que regenta el bar Peña Aguilón en Aguilar, tiene dicho a sus empleados que no le llamen por teléfono para darle malas noticias. Este sábado, le despertaron con una de las mejores posibles. Se habían vendido por terminal en su establecimiento dos décimos de uno de los quintos premios, y lo mejor de todo, los afortunados eran él y su hermano. «Mi hermana Marimar, haciendo limpieza en casa de mis padres en Aguilar, en un cajón encontró un décimo del número 02308 correspondiente al sorteo de la Lotería de Navidad del año 1974. Mi padre era muy dado a guardar cosas, y automáticamente me dije que iba a comprar un décimo de ese número para este año, que el que tenía mi padre guardado era de la época de Franco y con los líos que está habiendo con lo del Valle de los Caídos... Yo saqué por terminal en el bar un décimo para mí, y mi hermana compró otros dos en Madrid y le regaló uno a mi hermano Javier, quien, a su vez, una hora antes de que se cerrase la venta, compró ayer otro décimo por terminal en mi bar. Así que nos han tocado 24.000 euros, 12.000 a mi hermano, 6.000 a mi hermana y otros 6.000 a mí», comentaba este sábado David de la Hera.

«Es la segunda vez que nos toca la Lotería de Navidad, porque en 1998 mi primo le trajo a mi padre de Villabona, en Guipúzcoa, una participación de 500 pesetas del número 21.856, y salió con el Gordo. Le tocaron cinco millones de las antiguas pesetas, y mi padre nos dio un millón a cada hijo», apuntaba David de la Hera.

En la capital palentina, Carlos Morales y Eva Calvo, regentes de la administración número 3 de lotería, en el número 55 de la Calle Mayor, se mostraban este sábado muy satisfechos con el décimo que habían vendido por terminal del número 02.308. «La administración data de 1963, pero nosotros la regentamos desde el 13 de noviembre de 2017, y a los cinco días de abrir, ya dimos el primer premio de la Lotería Nacional al número 09.95. A los cinco meses, el 7 de abril de este años, volvimos a dar el primer premio en el sorteo extraordinario de la Cruz Roja al número 25153, y ahora hemos vendido un décimo del quinto premio del sorteo de Navidad. Nos hubiera gustado que hubiera caído todo el número en la administración, pero en un año estamos muy contentos de cómo nos ha ido», señalaba Carlos Morales.

También Ana Maza mostraba ayer una cierta alegría «porque dar algo, por poco que sea, siempre es motivo de satisfacción», decía desde el despacho receptor de la avenida de Asturias, número 10. Ha vendido un décimo del 02.308, ese quinto premio, que en este despacho recuerda también que la suerte ha llegado aunque sea en minúscula, ya que en abril repartió también un décimo del primer premio de la lotería del sábado y en febrero, otros dos décimos del segundo premio de ese sorteo.