El conjuro que invocó la lotera de Dueñas para que le tocara la Lotería de Navidad

La lotera de Dueñas, Ana Gago, con el altarcillo que ha instalado en su administración «para atraer a la suerte» en el sorteo de Navidad./Marta Moras
La lotera de Dueñas, Ana Gago, con el altarcillo que ha instalado en su administración «para atraer a la suerte» en el sorteo de Navidad. / Marta Moras

La gerente de la administración palentina asegura que atrajo la suerte y le tocó un quinto premio después de fregar con sal y vinagre, quemar laurel e instalar un altar en su comercio

MARCO ALONSO y AGAPITO OJOSNEGROS LÁZARODueñas

Que te toque la lotería no es algo casual para Ana Gago, la lotera de Dueñas (Palencia), que ha repartido 150 décimos del número 18596, agraciado con el quinto premio de la Lotería de Navidad. La gerente de la administración eldanense asegura que un conjuro le ha permitido atraer a la diosa Fortuna a su administración, desde la que ya ha repartido dos primeros premios de la Lotería Nacional, en 2011 y 2015.

«No quiero contar el conjuro entero, pero os voy a decir algo», aseguraba Ana Gago a los medios para añadir un cierto grado misticismo a un acto que, de por sí, ya era bastante místico. «Ayer fregué la administración con sal y con vinagre y mis compañeras se reían de mí, diciéndome que estaba loca, pero yo seguí a lo mío», explicaba Ana, que siguió a lo suyo y también quemó unas hojas de laurel, arbusto que en algunas creencias lleva aparejado un simbolismo conectado con la suerte, y eso es lo que consiguió esta lotera después de quemar estas hojas y de pasar la fregona con un fregasuelos poco habitual. «No da el mejor olor del mundo, pero no todo podía ser bueno», bromeaba mientras celebraba que había llevado la fortuna a las casas de Dueñas, a la suya propia -ya que se quedó con un décimo- y a la de las dos compañeras que se reían de ella el día antes -ya que regaló a cada una de ellas un décimo-.

Según esta vendedora de fortuna, la suerte tiene que ver con la energía y por esta razón tiene montado un pequeño 'altarcito' con objetos que tienen un significado para ella. «Pongo en el altar todo lo que me da buena energía. Desde una 'brujita' que me regaló una amiga cuando di el primer Gordo, hasta angelitos, estampas, vírgenes e incluso una figura de 'Ganesha' -uno de los dioses más conocidos y adorados del panteón hinduista- que me traído este año de un viaje que he hecho a la India», aseguraba.

Sal, vinagre, laurel, brujas, vírgenes y hasta un Dios indio con cuerpo humano y cabeza de elefante. Todo esto es lo que ha incluido Ana en su particular conjuro para que le tocara la Lotería de Navidad. «Volveré a hacer lo mismo para el Niño», afirmaba esta lotera, que tiene una particular receta para atraer a la suerte, a la que volverá a llamar el 6 de enero.

Dueñas, el municipio palentino de la fortuna

Los 900.000 euros que ha repartido la administración de lotería número 1 de Dueñas, que regenta Ana Isabel Gago, no es el primer premio importante que reparte, ni el segundo. Además del quinto premio del Sorteo Extraordinario de Navidad que ha distribuido este año con el número 18.596, el currículo de esta administración palentina ubicada en una calle con nombre casi premonitorio, Antonio Monedero, mostraba ya la bonita cifra de casi 40 millones de euros repartidos en el año 2011 y el 2015. Fue a través de dos sorteos especiales de Lotería Nacional, que dejaron en la zona 8.888.000 euros, primero; y 30.900.000 euros después, en el segundo sorteo. El grueso de estas cantidades fue a parar a un municipio vecino, a la localidad vallisoletana de Cubillas de Santa Marta –población de 300 vecinos-. El 10 de enero de 2015 el dinero que cayó en este pueblecito vallisoletano fue nada menos que de 25 millones de euros que tuvieron su origen en Dueñas, en la administración de Ana Isabel Gago, la misma que ha vuelto a traer la suerte en el sorteo navideño.