Cosmin, un nuevo rico de 15 años gracias a la lotería

Cosmin Rotariu, de 15 años y originario de Rumanía./Efe
Cosmin Rotariu, de 15 años y originario de Rumanía. / Efe

«Lo compré el sábado, con los 20 euros que gané en la Lotería de Navidad, y, mira: ¡premio!»

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

La felicidad en Barcelona, este domingo, tenía la cara de un chico de 15 años que respondía con desparpajo a los periodistas para proclamar al mundo que era rico. «Rico, pero no millonario», matizaba Cosmin Rotariu, insospechado propietario de un décimo del número 37142, primer premio del Sorteo del Niño, que ahora vale 200.000 eruos. «Estoy superbien, no me lo esperaba, estoy temblando», contaba Cosmin, con su padre, Valeriu, al lado.

Y es que la presencia de los padres va a ser imprescindible para que Cosmin pueda disfrutar de su premio. La ley prohíbe que los menores de 18 años jueguen a la lotería, y Valeriu explicó cómo fue el proceso que acabó con el número premiado en el bolsillo de la cazadora de Cosmin. «Mi esposa compró un décimo en Navidad que se llevó el reintegro y después lo cambiamos en la administración para el del Niño. Fuimos Cosmin y yo y elegimos el número, que queríamos que se pareciera a la fecha de cumpleaños de mi mujer. Y escogimos ése», contaba Valeriu, un ingeniero que llegó solo a España desde Rumanía hace diez años, que después pudo traerse a su familia (su esposa trabaja limpiando habitaciones de hoteles) y que se gana la vida como electricista en la construcción. En plena euforia, Valeriu puso sensatez, afirmando que el premio más importante es «que toda la familia tenga salud» y que la primera inversión será para visitar a su madre en Rumanía.

Cosmin, que tiene un hermano pequeño, quiere ser ingeniero como su padre y este dinero servirá, aseguran sus progenitores, para garantizar su educación. Por ahora, asume que mañana martes le tocará volver al instituto Vila de Gràcia, donde cursa cuarto de la ESO. Eso sí, quiere darse un caprichito. «Quizá un nuevo móvil», sonríe.

Más información: