ieves, San José, junto a la máquina expendedora de su bar de Aguilar de Campos.
Nieves, San José, junto a la máquina expendedora de su bar de Aguilar de Campos. / EL NORTE

La curiosa historia del cuarto premio de Valladolid

  • El décimo fue vendido por terminal en Aguilar de Campos

El premio más madrugador de la Lotería de Navidad de 2016, uno de los cuartos, en Valladolid se fue a la localidad terracampina de Aguilar de Campos, vendido en un décimo por el bar Carrillo con una máquina expendedora de Loterías y Apuestas.

Vendido por este bar, los vecinos del pueblo jugaban el 44495. Cuando se acabaron los décimos de este número, hubo un joven que pidió que quería el mismo, pero al revés. Y así es cómo el cuarto premio de la Lotería de Navidad llegó a Aguilar de Campos, de rebote. La propietaria del bar, Nieves San José, manifestó su alegría por haber repartido este premio, aunque tiene claro que hubiera preferido que tocase nuestro númeno, «ya que hubiera tocado a todo el pueblo».

.