ieves, San José, junto a la máquina expendedora de su bar de Aguilar de Campos.
Nieves, San José, junto a la máquina expendedora de su bar de Aguilar de Campos. / EL NORTE

La curiosa historia del cuarto premio de Valladolid

  • El décimo fue vendido por terminal en Aguilar de Campos

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El premio más madrugador de la Lotería de Navidad de 2016, uno de los cuartos, en Valladolid se fue a la localidad terracampina de Aguilar de Campos, vendido en un décimo por el bar Carrillo con una máquina expendedora de Loterías y Apuestas.

Vendido por este bar, los vecinos del pueblo jugaban el 44495. Cuando se acabaron los décimos de este número, hubo un joven que pidió que quería el mismo, pero al revés. Y así es cómo el cuarto premio de la Lotería de Navidad llegó a Aguilar de Campos, de rebote. La propietaria del bar, Nieves San José, manifestó su alegría por haber repartido este premio, aunque tiene claro que hubiera preferido que tocase nuestro númeno, «ya que hubiera tocado a todo el pueblo».

.