Cómo cambia la vida de un pueblo un año después de ganar el Gordo de Navidad

vídeo

Niños de San Ildefonso cantan el Gordo de la Lotería de Navidad. / Efe

  • Fue tocar el Gordo y desatarse la locura en Laujar de Andarax, Almería, donde se vendieron 800 décimos para un pueblo de 1.600 habitantes

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Fue tocar el Gordo y desatarse la locura en Laujar de Andarax, Almería. Un estallido de alegría que un año después se ha convertido en tranquilidad. Porque aquí los afortunados, aunque sigan trabajando lo hacen a otro ritmo. A Isabel le tocaron 320 mil euros y los ha invertido en un coche, una finca y una granja de pollos. En esta localidad almeriense se vendieron 800 décimos, en un pueblo de 1.600 habitantes. En total 320 millones de euros. El pueblo está ahora más blanco que nunca, fachadas arregladas, rejas nuevas y coches, muchos coches. Todos con matrículas parecidas, comprados tras el Gordo.-