El sorteo del Niño deja un pellizco en Lumbrales, Béjar y Aldeadávila

  • Algunos décimos del segundo premio se vendieron por terminal en una cafetería, una librería y un supermercado

Salamanca resultó agraciada, aunque con varios pellizcos en el sorteo de Lotería del Niño con la venta de varios décimos del 95.379, el segundo premio, que han ido a parar a Lumbrales, Béjar y Aldeadávila de la Ribera, gracias a varios boletos vendidos por terminal, por lo que es dificil concretar la cantidad.

En Béjar, la suerte la ha repartido la librería Pascual, en la calle Tejedores. Allí se han vendido varios décimos, al menos tres, del 95.379. Petra Pascual la responsable del local no dejó de recibir felicitaciones. Ya ha repartido varios premios importantes de Primitiva y de la Quiniela, y un premio de la Lotería Nacional en verano.

La cafetería Altamira de Lumbrales también está de enhorabuena, ya que 2016 llevando la suerte a la zona con un quinto premio del sorteo de Navidad gracias al 22.259, y esa misma terminación ha vuelto ayer la alegría a este bar, en el que Ana, algo nerviosa, no sabía cuántos décimos podía haber vendido por el terminal. Allí también están acostumbrados a repartir suerte, porque en 2013 también vendieron el quinto premio del Sorteo de Navidad.

Aldeadávila de la Ribera también se llevó un pellizco. Allí, en la calle La Poza 25 está un supermercado y estanco que ha repartido la suerte con el segundo premio de El Niño.