El Norte de Castilla
El Corte Inglés de León en el que se ha vendido una serie del segundo premio de la Lotería de El Niño.
El Corte Inglés de León en el que se ha vendido una serie del segundo premio de la Lotería de El Niño. / leonoticias.com

'El Niño' deja un millón y medio de euros en Castilla y León

  • Dos administraciones de Cuéllar (Segovia) y León venden, cada una, una serie del segundo premio el 43.743

En concreto, entre los puntos de venta donde se ha consignado este número 43.743, premiado con 75.000 euros al décimo y 750.000 a la serie, se encuentran el centro comercial de El Corte Inglés en la capital leonesa y un despacho situado en el número 10 de la plaza de los Coches de Cuéllar. Las dos administraciones han vedido una serie cada una del segundo premio dejando en total, un millón y medio de euros en Castilla y León.

más noticias

Este Segundo Premio, el único de los tres principales que ha recaído en Castilla y León, se ha vendido también en Huelva, Bullas (Murcia), Abadiño (Vizcaya), Tobarra (Albacete), Pozo Cañada (Albacete), Torrevieja (Alicante), Vicar (Almería), Tarrasa (Barcelona), Alella (Barcelona), Sant Adriá del Besós (Barcelona), Vic (Barcelona), Ramales (Cantabria), Liérganes (Cantabria), Santa María de Cayón (Cantabria), Puigcerdá (Gerona), Lloret de Mar (Gerona), Coslada (Madrid), Madrid, Alcalá de Henares (Madrid), La Victoria de Acentejo (Santa Cruz de Tenerife), Valencia, Xirivella (Valencia), Bilbao, Zaragoza, Epila (Zaragoza).

Los 750.000 euros de Cuéllar

Mientras algunos cuellaranos comenzaban ayer las celebraciones del Niño de la Bola en Cuéllar, otro Niño, en este caso el de la lotería nacional, hacía de las suyas y alegraba el final de las Navidades a unos pocos vecinos de la localidad, gracias al número 43.743, que resultó agraciado con 75.000 euros al décimo. Y es que la administración de Lotería situada en la plaza de Los Coches del municipio había vendido toda una serie, diez de los billetes de este segundo premio del sorteo extraordinario celebrado ayer.

La titular de la administración, Mercedes Senovilla Gómez, se enteró de la venta por teléfono, gracias a la llamada de un hermano, y en un primer momento pensó que la venta no habría sido suya, sino de otro de sus hermanos, que regenta un kiosko en Cuéllar en el que también realiza venta de lotería por máquina. Pero no era así. Ella era la que había acercado la suerte de fin de Navidad hasta la localidad. Después de hablar por teléfono con el delegado de la Organización de Loterías de Segovia, Mercedes puso en marcha toda la maquinaria para la celebración.

Tranquila, aunque sin parar de contestar el teléfono, llegaba en torno a las 13 horas a su administración. En la mano llevaba una muñeca 'fofucha' que su hija le había regalado esa misma mañana, y que reflejaba su imagen junto a un bombo de lotería. "Es la que nos ha dado la suerte", explicaba a todos los que preguntaban. De hecho, decenas de curiosos se acercaban hasta la puerta de la administración para conocer la identidad de alguno de los agraciados, aunque ninguno apareció durante la mañana por la administración.

Tras realizar algunas comprobaciones sobre las ventas del número 43.743, Mercedes Senovilla aseguró que había repartido un total de 750.000 euros, 75.000 euros al décimo, ya que había vendido una serie. La venta del número se produjo en los primeros días después del sorteo extraordinario de Navidad, por lo que no recordaba quién podía haber sido afortunado. "No ha sido de última hora, y con el jaleo que hemos tenido estos días no puedo recordar a quién se lo he vendido. Si lo dice el interesado, nosotros le felicitaremos enormemente y con gran alegría", señalaba cada vez con más emoción, mientras trataba de recordar más detalles sobre la venta de la serie afortunada. "Creo que estará repartida, se ha vendido íntegra en ventanilla y es muy probable que los décimos se hayan vendido de uno en uno. Es un número capicúa, que gusta", explicaba.

Poco a poco hasta la administración, donde no paraba de sonar el teléfono para felicitar a la vendedora, se fueron acercando familiares y amigos de Mercedes, además de las empleadas que pueden haber sido las encargadas de dar el premio.

Las tres juntas brindaban con cava y compartían alegría, mientras recordaban cómo la venta de la lotería de El Niño se había animado en los últimos días, en parte gracias a las 'pedreas' que habían repartido en el sorteo de Navidad.

Esta es la primera vez que la administración cuellarana entrega un premio importante durante las Navidades, después de que, hace algunos años, vendiera el Gordo en un sorteo de la lotería nacional de los que se celebra el jueves. Y, como no podía ser de otra forma, el premio se recibió con gran ilusión. Mercedes Senovilla señalaba estar "encantada, casi tan feliz como si nos hubiera tocado a nosotros" y destacaba que era una forma preciosa de empezar el año y el mejor regalo posible de Reyes.

Mientras continuaba atendiendo al teléfono, medios de comunicación y vecinos de la localidad que se acercaban a conocer el alcance del premio y a felicitar a los afortunados, la responsable de la administración mostraba su deseo en repetir y entregar la semana próxima los quince millones de euros del sorteo especial que se celebrará el próximo sábado.

Con la euforia del momento, tanto Mercedes como su hija, no dudaron en enfundarse las camisetas que rezaban 'segundo premio vendido aquí', y salir a la calle, donde la niebla y el frío eran los protagonistas de la mañana. Ambas se fotografiaron con los carteles, mientras los vecinos continuaban su paso por la puerta de la administración, felicitando a la lotera y compartiendo con ella su alegría, al mismo tiempo que una copa de cava e incluso un pedazo de roscón de Reyes, adquirido de forma especial para la celebración.